La Hora del Planeta: El infierno está empedrado de buenas intenciones

a286

Mañana está convocada, un año más, La Hora del Planeta. Como sabéis, es un evento para concienciar sobre el Cambio Climático y la necesidad de racionalizar el consumo energético global que lleva convocándose desde el año 2.008. Consiste, en pocas palabras, en apagar las luces y aparatos eléctricos durante una hora.

Según la organización convocante, WWF (no confundir con WTF), este gesto, además de concienciarnos sobre la fragilidad de nuestro planeta, consigue ahorrar entre un 2% y un 4% de electricidad en los paises participantes. Pero, hay voces discordantes, como el controvertido ambientalista danés Bjørn Lomborg.

Como sabéis, soy lerda (y a mucha honra), así que con el noble objetivo de traer un poco de luz sobre si la Hora del Planeta sirve o no para ahorrar energía al menos en España, he pedido la ayuda de una mujer que sabe mucho sobre el mercado eléctrico español: María Jesús, @mjdelrio en Twitter, ingeniera industrial que lleva más 9 años trabajando en el sector.

Empezaremos esta entrevista aclarando conceptos sobre el mercado eléctrico:

– ¿Que tipos de centrales eléctricas tenemos?   El mix energético es el porcentaje de cada tipo de fuente de energía que compone la generación de electricidad de un país. El español es un mix bastante diversificado, ya que incluye todo tipo de tecnologías y fuentes de energía, pero hay que distinguir por un lado la potencia instalada (cuántos GW de potencia tenemos instalados, como ejemplo, la suma de todos los electrodomésticos que tenemos en casa), y cuál es la energía generada (los GWh producidos, que haciendo la analogía similar, vendría a ser los electrodomésticos que usamos, durante el tiempo en el que los utilizamos). El mix energético se evalúa en términos de energía, ya que es lo que finalmente se utiliza.

Según el avance del sistema eléctrico español de 2015 que emite REE, la potencia instalada a 31 de diciembre de 2015 es la siguiente

potencia-instalada-espac3b1a-al-final-2015

Los tipos de centrales que tenemos son:

  • hidráulicas: en estas se incluyen las grandes hidráulicas como Aldeadávila
  • nucleares,
  • centrales térmicas de carbón,
  • térmicas de fuel o gas,
  • ciclos combinados: son térmicas de gas (en las islas también de fuel y gasoil) que utilizan el vapor resultante de quemar el combustible para producir electricidad en un segundo circuito, el cual no tiene porqué estar en funcionamiento
  • hidroeólicas: centrales de bombeo, son saltos de agua que aprovechan la energía eólica para bombear el agua arriba y poder generar otra vez,
  • resto de hidráulica: donde estarían las pequeñas presas y saltos de agua de ríos pequeños,
  • eólica,
  • solar fotovoltaica, que aprovecha la energía del sol para generar electricidad
  • solar térmica (termosolares), que aprovecha la energía del sol para calentar agua y producir electricidad con ella
  • térmica renovable (biomasa, biofuel, etc),
  • cogeneración y resto: la cogeneración sería la generación de electricidad como subproducto de otro tipo de actividad industrial, por ejemplo las papeleras suelen aprovechar el calor del proceso de generación de papel para generar electricidad. En este bloque también se incluye la generación con residuos, purines, etc.  

El total de potencia instalada en España es de 108GW, aunque el pico máximo de demanda ha estado alrededor de los 45GW. El sistema español está sobredimensionado, pero esto no quiere decir que sobren los 63GW de diferencia entre la potencia instalada y el pico máximo, ya que como vemos arriba, muchas de las centrales dependen de las condiciones meteorológicas y por lo tanto la potencia disponible en cada momento no es la misma, esa sería la potencia máxima que podríamos llegar a tener en un momento óptimo en el que hubiera mucho sol, viento y no hubiera sequía.

Por lo que respecta al mix energético, según el mismo informe de REE en 2015 fue el siguiente:Quesito

Podemos ver que la tecnología que más se utilizó el año pasado fue la nuclear, seguida muy de cerca por el carbón (combustible que tuvo una subida enorme respecto al 2013 y 2014), y en tercer lugar la eólica.

Bien, este es el mix español de 2015. Cada año va variando, ya que depende de cuánto se vaya utilizando cada tecnología.

– ¿Quienes producen electricidad? ¿Quienes la distribuyen?  El mercado eléctrico está dividido en 3 bloques principales: generación, transporte y distribución y comercialización.

  • La generación es, como su propio nombre indica, la parte encargada de generar la electricidad que vamos a consumir. Este bloque está liberalizado, es decir, “cualquiera” puede generar electricidad. Sin embargo, la mayor parte de la generación (cerca del 70%) está en manos de las grandes eléctricas, ya que la gran mayoría de la potencia instalada son grandes centrales. Pero también tenemos parte de pequeños generadores: fábricas, pymes, ganaderos, etc., que han instalado centrales de cogeneración en su fábrica, renovables en naves industriales, ganaderas, o particulares que han comprado una participación en una central fotovoltaica, por poner algunos ejemplos.
  • Transporte y distribución: es la parte que se encarga de llevar la electricidad desde el punto de generación hasta tu casa. Es el único bloque del mercado eléctrico que no está liberalizado. La parte de transporte son las grandes líneas eléctricas de Alta y Muy Alta Tensión, que son propiedad de REE. La parte de distribución pertenece a las 5 grandes eléctricas (Iberdrola, Endesa, Gas Natural Fenosa, EOn y EDP).Cada una opera en una zona de España.

También son los propietarios de los contadores de la luz (que habitualmente los tenemos en régimen de alquiler, pero también podríamos tenerlos en propiedad), los encargados de realizar las lecturas, y los responsables en caso de que haya una avería de la red en tu zona.

  • Comercialización: son los que venden la energía y la facturan. Su rol es meramente financiero, no operan físicamente con electricidad, tan solo trabajan en el mercado eléctrico y en la parte de relación con el cliente. Esta parte está liberalizada al igual que la generación, sin embargo cerca del 90% sigue en manos de las grandes eléctricas. No obstante se puede contratar con quien quieras, el listado de comercializadoras está a disposición de todos en la web de la CNMC, así como un comparador de tarifas que te dice cuál es la más apropiada para ti.

Y todo esto se paga a través de la factura de la luz.

– ¿Qué es el pool eléctrico?   El pool eléctrico es el mercado mayorista de electricidad, es decir, donde las empresas generadoras venden la energía que generan y las comercializadoras la compran. No es algo que se venda a posteriori, sino que la energía “se vende” (se negocia) antes de que sea generada, y posteriormente se realizan ajustes sobre la energía real vendida. Es un mercado bastante complejo, ya que todo funciona con previsiones porque la energía “te tiene que llegar” a casa cuando enchufas el secador, pero nadie sabe exactamente cuándo lo vas a enchufar. Tiene que haber un equilibrio perfecto entre la energía generada y la demandada, y debe hacerse de forma inmediata, por lo que además del pool en sí hay otros mecanismos de ajustes por motivos técnicos (llamados servicios o mercados de ajustes) que conllevan también contraprestaciones económicas. Pero de esto hablaremos más tarde.

Diariamente las generadoras de electricidad tienen que enviar al operador del mercado (OMIE) sus previsiones de generación con su oferta de precios de venta para cada una de las 24h del día siguiente, y las comercializadoras lo mismo con la demanda. Los datos del día D se envían antes de las 10h del día D-1 y los precios de casación se publican a partir de las 14h del día D-1. Se cruzan cada uno de esos miles de datos por cada una de las horas del día, y se van sacando los precios de casación (donde se cortan las curvas).

INT_CURVA_ACUM_UO_MIB_1_19_3_2016_19_3_2016

 

Cada hora llevará asociada una cantidad de MWh que se espera que se vayan a vender/comprar y un precio, resultado de cruzar las curvas de oferta y de demanda formadas por todos esos datos. Todas las generadoras que hayan ofertado un precio igual o inferior al casado serán las que vendan su energía, y todas al precio resultante de la casación. Las que hayan presentado precios superiores se quedan fuera.

Este sería el resultado para el 19/03

INT_PBC_EV_H_1_19_3_2016_19_3_2016

(Puedes ver información ampliada aquí:  Energia for dummies)

No obstante, de cara a optimizar la gestión del sistema, a lo largo del día se van abriendo distintas ventanas para modificar las previsiones enviadas. A esto se llaman mercado intradiario, hay un total de 6 sesiones, y para participar en ellos se tiene que haber participado previamente en el mercado diario. El volumen de energía negociado en el intradiario es menor que en el diario.

Como ejemplo, el resultado de la sesión 4 del mercado intradiario del día 18/03 (la sesión 4 se abre entre las 4 y las 4:45 de la mañana y se negocia el periodo entre las 8 y las 24h).

INT_PIB_EV_H_1_18_3_2016_18_3_2016

Con todas estas negociaciones, mercado diario y sesiones del intradiario, obtendremos una curva escalonada por horas, la cual todavía necesita ser ajustada para adaptarse a la curva real de demanda.

Además, el resultado de la energía negociada no tiene porqué coincidir con la previsión de demanda de REE, que es quien hace las estimaciones de lo que es necesario generar. Recordemos que es el resultado de cruzar las curvas de oferta y demanda de energía para una hora dada, y las necesidades reales pueden ser distintas.

Demanda de energía eléctrica en tiempo real

Entrando en el enlace anterior podemos ver en rojo la línea escalonada con la energía programada, en verde la previsión de REE de lo que va a ser la demanda real, y en amarillo la demanda efectiva en tiempo real.

Después de tener claro cómo funciona el mercado eléctrico, dinos:

– ¿Cómo se preparan las eléctricas para la Hora del Planeta?  Las eléctricas presentan sus ofertas, tal y como hemos comentado antes, según tengan disponibles sus centrales o según sean las previsiones meteorológicas, y haciendo los ajustes correspondientes en el intradiario.

Una vez realizada la casación, se informa a REE de qué centrales son las que han entrado en casación. Aquí, REE como Operador del Sistema tiene que revisar si el programa es coherente, si todas las zonas de España quedan bien cubiertas, o si puede haber problemas de suministro en alguna zona, y se convoca el mercado de restricciones técnicas. Aquí es donde entran en juego las eléctricas de nuevo.

Las restricciones técnicas pueden ser por motivos de seguridad del sistema (por ejemplo que hayan entrado en casación muchas centrales de la zona noroeste de la península y pocas de la zona sur y levante, lo cual podría causar problemas de caídas de tensión y por tanto de suministro en el sur y el este), o por reequilibrio de generación y demanda. Esto ya está fuera del pool, se negocia aparte.

El problema de todo esto es que cuando hay previsiones de cambios bruscos de demanda, bien sea al alza o a la baja, REE tiene que asegurarse de que nada falle y el suministro llegue correctamente a todas partes, y por tanto ordenará a más centrales que estén alerta por si tienen que subir o bajar su producción rápidamente. A esto se le llama restricciones técnicas en tiempo real. Y, como decía antes, esto se negocia fuera del pool.

En días como este, las eléctricas pueden decidir no meter determinadas centrales en el mercado diario e intradiario para ir directamente a los servicios de ajuste a un precio superior al del pool. Y aunque estas prácticas suelen ser sancionadas si las investigan, las multas con las que sancionan son ridículas frente a los beneficios que obtienen. Como ejemplo, cuando se produjo una manipulación del pool en diciembre de 2013, que duró varias semanas y , la multa fue de 25 millones de euros.

– ¿Cómo influye este “operativo” en la factura del usuario final?  Los mercados de ajuste suponen tan solo un entre un 3 y un 5% del precio del término de energía de la factura, realmente a nosotros una hora en un mes del año no va a hacer que nos salga mucho más caro. Sin embargo, desde el punto de vista de una eléctrica, estas situaciones pueden producirles beneficios considerables.

– Según los datos que manejas, ¿hay un ahorro de energía real en la Hora del Planeta?  Mirando los datos de generación de la última convocatoria, no parece que hubiera ahorro en comparación con la energía generada/demandada en días similares.

¿Se puede ahorrar energía si no consumimos durante 1h? Sí, se puede, pero en mi opinión, poco. Si no hacemos la cena a las 9, la haremos a las 10. Consumiremos prácticamente lo mismo, salvo lo poco de iluminación que tengamos encendido antes de la convocatoria. Y si lo hacemos bien, claro. De nada sirve poner la lavadora o el lavavajillas antes, pararlos durante esa hora y volver a arrancarlos después y que tengan que calentar el agua de nuevo.

También hay que tener en cuenta que para resolver restricciones técnicas a tiempo real hay que utilizar centrales con rápida capacidad de respuesta, lo que deja fuera renovables (que pueden entrar a resolver restricciones técnicas desde este año, pero dependen de si hay sol, viento, etc.), y nucleares (que son muy poco regulables, y con tiempos de respuesta lentos). Así que prácticamente se reduce a térmicas, habitualmente ciclos combinados (fuel en los sistemas no peninsulares), y por tanto la emisión de CO2 aumenta.

Este tipo de convocatorias son algo simbólico, poco más.

Y ahora, tu opinión personal:

– ¿Crees que esta iniciativa cumple su objetivo?  Creo que es mucho más efectivo el educar a la gente y enseñarles a gestionar su consumo que un apagón de 1h. Hacer un consumo eficiente de energía sería mucho más útil para el planeta, y para eso es fundamental saber de qué estamos hablando.

Este tipo de iniciativas sirven para lavar conciencias:  hale, apago la luz 1h y he cumplido, pero luego pongo el aire acondicionado a 18º, o la calefacción a 25º.

– ¿Qué medidas propondrías para concienciar de la necesidad de moderar el consumo energético?   El principal problema de cara a reducir nuestro consumo eléctrico, es que nadie, o muy poca gente, sabe cuál es su consumo y por qué el precio de la luz es distinto a una hora o a otra. Lo ideal sería que todos nos molestáramos en ver nuestras curvas de consumo (ahora con los contadores inteligentes podríamos tener acceso a ellas) y ver cuándo tenemos los picos de consumo y por qué. Igual que sabemos cuánto consume nuestro coche y por cuánto nos sale un viaje a Madrid, o los MB de nuestra tarifa de datos.

Podríamos ver, por ejemplo, que (si tenemos calefacción eléctrica), por cada ºC que aumentemos en el termostato, estaríamos consumiendo cerca de un 7% más. ¿Realmente es necesario ponerla a 24º? Obviamente, para cualquier tipo de calefacción es lo mismo, y aunque el gas, gasoil, etc., no se refleja en nuestra factura de la luz, contaminamos. Pero claro, para entender todo esto, alguien nos lo tiene que explicar.

Se insiste mucho en que pongamos bombillas de bajo consumo o LEDs, se habla del consumo oculto del stand by, de los electrodomésticos clase A. Pero muchas veces hasta que no ves los datos con tus propios ojos, no te das cuenta de lo que realmente supone el no hacer una gestión eficiente. Es necesaria mucha educación en este sentido.

En cuanto a consejos, los de siempre: apagar luces, minimizar los stand by, usar electrodomésticos clase A, descongelar el congelador, poner la calefacción a 20-21º y el aire acondicionado a 25º, abrir lo mínimo la puerta del congelador y del horno, apagar el ordenador si no se está utlizando, utilizar regletas con interruptor para desconectar los aparatos eléctricos que estén enchufados allí, usar la lavadora y el lavavajillas a plena carga y con programas a baja temperatura, …

Yo recomendaría usar dispositivos de gestión energética para poder ver en tiempo real nuestro consumo, y para detectar por dónde se nos están escapando los KWh. Hay algunos muy fáciles de utilizar, y que te permiten conectar y desconectar aparatos en remoto, desde el móvil. Es una buena forma de ir aprendiendo sobre nuestras propias costumbres.

Despues de este baño de datos y conocimentos no queda más que, ante todo, dar las gracias a Maria Jesús por su tiempo y su paciencia para contarnos todo esto, y animar a WWF a que se replantee seguir convocando La Hora del Planeta tal y como lo ha venido haciendo estos últimos años. No se vosotros, pero mi conclusión es que con el noble objetivo de concienciarnos sobre el Cambio Climático, acabamos llenando más aun los bolsillos de las eléctricas… 

 

 

 

Anuncios

Vendehumos, charlatanes y otras alimañas

Hola, hola, mochuelillos míos. Hoy Ciencia para Lerdos toma un carácter un poco menos festivo y educativo para llamar la atención sobre un problema que nos afecta a todos, a algunos sólo potencialmente pero a otros muy directamente: hablamos de las terapias pseudocientíficas que invaden nuestras redes y nuestras vidas.

Nos preocupa mucho ver como proliferan falsos terapeutas que, aprovechándose el desconocimiento, la buena fe y la desesperación de mucha gente, les embaucan dándoles falsas esperanzas que, como dice mi admirado JM Mulet, en el mejor de los casos les quitan el dinero y en el peor, la salud. Y es que, amiguitos, las terapias que prueban su eficacia se llaman MEDICINA, sin necesidad de apellidos (alternativa, complementaria, etc.). Da igual que os lo ofrezca un curandero, un médico, el farmaceútico de toda la vida o tu vecina del quinto: si no ha probado su eficacia, no es medicina. Y es inaceptable que las instituciones públicas y colegios profesionales, cuya obligación es proteger al ciudadano, no solo no actúen contra estos charlatanes sino que, en ocasiones, les proporcionen púlpitos para difundir sus mentiras.

0402_vendedor_de-humo

Es por eso que Ciencia para Lerdos se adhiere al comunicado de Borregos Illuminati (con ese nombre, no podíamos negarnos) y os invitamos a firmarlo, difundirlo y hacerlo llegar a vuestros Ayuntamientos, Diputaciones, etc.

No quiero terminar sin recordar la frase del filósofo Mario Bunge:

Las pseudociencias son como las pesadillas: se desvanecen cuando se las examina a la luz de la ciencia.

 

A la atención de la autoridad pública competente:

Considerando que el derecho a una información veraz es algo esencial a mantener, especialmente por parte del sector público, y que esto se ve en su máxima necesidad cuando se trata de temas relacionados con la salud pública.

Considerando que el artículo 43 de la Constitución Española reconoce como derecho la protección de la salud, y que la competencia de la organización y tutela de la salud pública, así como el fomento de una correcta educación sanitaria recae sobre los poderes públicos, y que, tal y como se establece el artículo 51, son los poderes públicos quienes han de garantizar la defensa de consumidores y usuarios, promoviendo la información y la educación.

Y también considerando que el único método conocido para obtener un conocimiento veraz y comprobable es el método científico, el cual no solo ha demostrado ser eficiente y funcional durante los últimos siglos en los avances relacionados con la salud, la tecnología, la innovación y el aprendizaje.

Ante tales consideraciones, nos ponemos en contacto con usted dada la preocupación que, a las personas y organismos abajo firmantes, nos despierta la celebración de un próximo evento, en un emplazamiento público, con una abierta naturaleza pseudocientífica y de promoción de hábitos o prácticas que, si bien sus promotores proponen como saludables y beneficiosos, desde una perspectiva científica rigurosa se perciben como arriesgadas o incluso peligrosas.

Decimos con «preocupación» porque toda afirmación realizada sin el sustento de la evidencia científica, y especialmente en un terreno tan delicado como es el de la sanidad y la salud, supone no solo una vulneración de ese derecho a una información rigurosa y veraz que todo ciudadano merece, sino también un importante e innecesario riesgo contra la salud pública de la población que, susceptible de confiar en la autoridad que proporciona el ente público, acepte como ciertas afirmaciones que en el mejor de los casos no están demostradas, y en el peor de ellos son falsas o incluso peligrosas.

El posible público receptor de este tipo de charlas o eventos acude en muchos casos desesperado, acuciado por problemas de salud que requieren de soluciones reales y sustentadas por evidencias, estudios contrastados y pruebas empíricas suficientes.

Consideramos que cualquier afirmación relacionada con la promoción y defensa de la salud, sea o no impartida por un profesional médico, debe siempre ajustarse al código deontológico de la profesión, mientras que las “pseudoterapias” exhibidas en el evento correspondiente atentan de forma directa contra los puntos primero y segundo del artículo 26 de dicho código, según el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, que dicen textualmente:

Artículo 26

1.‐ El médico debe emplear preferentemente procedimientos y prescribir fármacos cuya eficacia se haya demostrado científicamente.

2.‐ No son éticas las prácticas inspiradas en el charlatanismo, las carentes de base científica y que prometen a los enfermos la curación, los procedimientos ilusorios o insuficientemente probados que se proponen como eficaces, la simulación de tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas y el uso de productos de composición no conocida.

Por eso les rogamos que difundan esta información y la tomen a su vez en consideración para que desistan en la cesión de sus instalaciones y no contribuyan en la difusión pública de las peligrosas afirmaciones que, de no cancelarse, van a difundirse en el evento. Recuerden que, de sus perjudiciales repercusiones, podrían derivar responsabilidades jurídicas por el incumplimiento de la citada normativa.

En el documento anexo se puede consultar una lista de algunas de las que denominamos “pseudoterapias”, llamadas así por disponerse en contexto aparentemente científico como si de verdaderas terapias se trataran, pero en realidad carecer de todo sustento científico. Como se podrá comprobar, el evento referido trata sobre varias de ellas. Nos permitimos recordar que todo aquello que recibe la, por otro lado, incorrecta denominación de “medicina alternativa” o “complementaria” se debe únicamente a que, o bien su eficacia no ha sido científicamente probada, o bien se ha probado su ineficacia; y que a toda “medicina alternativa” o “complementaria” cuya eficacia se prueba científicamente, se le denomina “medicina”.

Entendemos que, en pro de la libertad de expresión, quieran ceder un espacio a toda persona que así lo solicite, pero la libertad de expresión nunca puede ni debe estar por encima del derecho a la salud, a una información correcta, honesta, veraz y rigurosa y a una atención sanitaria de calidad; y en ningún caso, en ninguno, debe aceptarse de suponer un mínimo riesgo a la salud pública.

Sin otro particular, reciban un cordial saludo.

Firman este manifiesto:

 

Álvaro Bayón Medrano, Licenciado en Biología, investigador predoctoral en la Estación Biológica de Doñana-CSIC.

David Aguado Llera, Doctor en Biología.

Laura García Rubio, Licenciada en Química.

María Jesús del Río, Ingeniera Industrial.

José Luis Sampedro, Licenciado en Ciencias Químicas.

Mario Álamo del Pozo, Técnico en Telecomunicaciones.

Guillermo Peris, Doctor en Ciencias Químicas.

Isidoro J. Martínez Vélez, Autor de http://quemalpuedehacer.es/blog/.

Emilio José Molina Cazorla, Ingeniero Informático.

César Brito González, Licenciado en Periodismo.

José María Verde, Doctor en Física, especialista en Radiofísica Hospitalaria.

Javier Verde, Ingeniero Informático

Mar Izquierdo García, Técnico Superior en Turismo, autora del blog Ciencia para Lerdos

 

 

ANEXO – Listado de varias pseudoterapias comunes sin eficacia verificada o de ineficacia comprobada:

  • Acupuntura, acupuntura láser.
  • Angeloterapia
  • Apiterapia
  • Aromaterapia
  • Ayunoterapia
  • Aryuveda
  • Auriculomedicina
  • Biomagnetismo, terapia biomagnética o terapia del par biomagnético
  • Bioneuroemoción, psicobiodescodificación o biodescodificación
  • Cirugía psíquica
  • Constelaciones familiares
  • Cristaloterapia
  • Cromoterapia
  • Dianética
  • Dietas alcalina y macrobiótica
  • Flores de Bach
  • Helioterapia o fototerapia
  • Hidroterapia, hidroterapia de colon.
  • Hipnoterapia o terapia hipnótica
  • Homeopatía
  • Iriodología, iriología o iridiología
  • Iriogenética
  • Johrei
  • Medicina antroposófica
  • Medicina biológica u homotoxicología
  • Medicina germánica o nueva medicina germánica
  • Medicina holística
  • Método Dorn
  • “MMS” o suplemento mineral milagroso
  • Movimiento antivacunación
  • Moxibustión
  • Naturopatía
  • Odontología biológica y neurofocal
  • Orinoterapia
  • Osteopatía y quiropráctica o quiropraxis
  • Ozonoterapia
  • Péndulo hebreo
  • Psicoanálisis, psicología positiva y psicología transpersonal
  • Reflexología, terapia zonal o acupresión
  • Reiki, toque terapéutico o imposición de manos
  • Reinformación celular
  • Renacimiento o rebirthing
  • Sanación enteogénica, por arquetipos y pránica
  • Shiatsu
  • Suero de anguila
  • Talasoterapia
  • Técnica de liberación emocional
  • Técnica metamórfica
  • Terapia bioenergética
  • Terapia de vidas pasadas
  • Terapia o dieta Gerson
  • Terapia herbal —no confundir con farmacognosia o fitoterapia científica—
  • Terapia, medicina o nutrición ortomolecular, o de las megavitaminas
  • Terapia orgónica o vegetoterapia caráctero-analítica
  • Terapia quelante
  • Terapia radiónica
  • Thetahealing
  • Toque terapéutico