La Dra Dania Gutiérrez: cuando la ciencia se pone faldas

El pasado 11 de Febrero, además del cumpleaños de la amiga @Koolasuchus (¡felicidades con retraso!), también se conmemoró el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Por problemas de todo tipo (¡me crecen los enanos!) este post ha estado durmiendo el sueño de los justos hasta ahora. Pero como en un par de días llega el Día Internacional de la Mujer, así que vamos a aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid…

 

Esta es una excusa tan buena como cualquier otra para hablar de aquellas mujeres que han destacado o destacan en la Ciencia. No voy a hacer aquí un alegato sobre la situación desigual de la mujer también en el ámbito científico (que podría y debería), pero vamos a celebrar que poco a poco y no sin esfuerzo, vamos avanzando hacia un mundo donde la mujer va ganando el lugar que merece, también en la Ciencia.

Hoy os quiero hablar de la Dra Dania Gutierrez es doctora en Bioingeniería, licenciada en Ingeniería Mecánica con máster en Ingeniería Electrónica. También es investigadora titular y secretaria académica en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestad), en el campus de Monterrey, Nuevo León, una de las universidades con más prestigio de México. Hasta aquí no hay demasiada diferencia con otras mujeres que han luchado mucho hasta alcanzar puestos de relevancia en el mundo científico. Pero si os digo que la Dra. Gutierrez no siempre fue Dania, sino que antes de serlo su nombre era David, la cosa cambia. Y es que, efectivamente, la Dra Dania es una mujer transgénero y le ha tocado luchar no sólo contra el machismo, sino también contra los prejuicios transfobos, como los de ciertos señores y su autobús. Por suerte cada vez son menos los cazurros ciudadanos que se dejan llevar por esos prejuicios y gracias a ello, el mundo es un poquito menos malo.

La Dra Gutierrez ha sido tan amable de contestar a una pequeña entrevista sobre su trabajo y sus opiniones sobre mujeres y ciencia. Os dejo con ella:

1. ¿Cuando decidió que quería ser científica? 

Yo terminé mi carrera universitaria sintiendo que no había aprendido nada y que las posibilidades de dedicarme a lo que yo soñaba (diseño de sistemas electrónicos para autos F1) eran muy escasas. Afortunadamente mi tesis la realicé en un centro de investigación en donde conocí la investigación científica y recibí el apoyo para obtener mi beca de estudios en el extranjero. Fue así como llegué a Chicago a estudiar mi maestría y doctorado bajo la tutela de un renombrado investigador, y quien me formó como una persona de ciencia.

2. Si tuviera que explicar a un niño de 10 años en qué consiste su trabajo, ¿qué le diría?

Yo hago uso de la tecnología como herramienta para explorar y entender cómo funciona nuestro cerebro. Tengo equipos que me permiten “observar” señales que nuestro cerebro genera cuando pensamos, recordamos, escuchamos o nos movemos. Entonces, mi trabajo es analizar esas señales para entender cómo es que el cerebro trabaja, o bien qué pasa cuando el cerebro falla, como en el caso de personas con epilepsia.

3. ¿Cual cree que será el futuro de la biomedicina? ¿veremos un día robots diagnosticándonos?

Definitivamente habremos de alcanzar esa meta del diagnóstico automatizado, pero no en el corto plazo. A pesar de los grandes avances en computación, debemos reconocer que las computadoras aún son “tontas” y que no hacen nada que nosotros no les enseñemos a hacer en base a nuestro entendimiento de la naturaleza. Entonces, será en la medida en que avancemos en conceptos científicos básicos, a la par del desarrollo de la llamada “inteligencia artificial”, que lograremos la deseada meta.

4. Y por último, ¿cómo cree que se puede conseguir una mayor presencia de mujeres en puestos destacados en el ámbito científico, como es su caso?

Debemos emprender acciones que nos permitan reconocer las capacidades de las personas, independientemente de su género, raza, preferencias sexuales, creencias religiosas, etcétera. Esto es, debemos eliminar los prejuicios sociales a través de la educación. Yo afortunadamente me muevo en un ambiente donde las personas que me rodean han sido expuestas a ambientes donde la diversidad se acepta y a las personas se les valora por su capacidad de aportar a la ciencia. Es así como yo he podido desarrollarme plenamente en mi ambiente laboral y he podido expresar mi identidad de género sin reservas.

Muchísimas gracias por su amabilidad y sus respuestas.

Si queréis saber más sobre la Dra Dania Gutierrez, os invito a visitar su web http://www.gutierrezruiz.com/.

Y de regalo para ella y para vosotros, unos minutos musicales.  A BAILAR!!!

 

 

 

Anuncios