¿Eosinoqué? El post número 20

Pues a lo tonto a lo tonto, Ciencia para Lerdos tiene ya más de dos años. Dos años de producción escasa e irregular, como el entendimiento de su autora…Lerdospower!!

He pensado que el post número 20 tiene que ser especial, y como buena gallina clueca, no hay nada más especial para mi que esos dos engendros que salieron de mi vientre hace ya unos cuantos años. Así que el post número 20 va dedicado a uno de ellos, mi surfero.

El surfero fue un bebé precioso, tipo Nenuco: rubio, ojazos azules, sonrisa perenne. Así iba creciendo bajo la amorosa mirada de su madre. Era alegre, travieso, incombustible… hasta que, llegando los 4 años, empezó a cambiar. Sus correteos iban acortándose, sus juegos se interrumpían para sentarse porque se cansaba. Los “mamá me duele” la tripa, las piernas, la cabeza…se empezaron a multiplicar. Empezó la pesadilla.

Como en aquellos entonces comía como un pajarito (hoy se come la población completa de cotorras argentinas de Málaga si le dejan) y como las madres siempre estamos obsesionadas con lo que los hijos comen o no comen, yo le llevé a la pediatra pensando que el pimpollo tenía un poco de anemia y que la cosa se arreglaría con algún suplemento y una bronca.

Pero no: nada de anemia. Sus análisis no mostraban anemia pero si una elevación importante de algo que hasta entonces yo no sabía que era: los eosinófilos.

eosinofilos

Como quizá vosotros compartís mi lerdez, os diré que los eosinófilos son un tipo de glóbulos blancos cuya labor es combatir invasiones, normalmente de parásitos y bacterias, aunque hay algunos que también luchan contra los virus. Además, también aparecen a mogollón si tienes una reacción alérgica. Os preguntaréis cómo hacen los eos (hay confianza, me dejan llamarles así) para luchar: muy facil, si os fijáis en la foto de arriba, veréis que está llenito de granitos. No es que sea adolescente, es que es una célula de las llamadas granulocitos, porque está llena de granos. Si, a los científicos no les explota la cabeza para poner nombres… esos granitos están llenos de citotoxinas, que no son otra cosa que “venenos” de distintos tipos destinados a eliminar al enemigo.

¿Y qué le pasaba al surfero? Pues fue complicado de averiguar. Tanto, que hicieron falta tres años de pruebas y estudios y médicos de varias especialidades para llegar a un diagnóstico: Síndrome de Hipereosinofilia Idiopático. Tan rara la enfermedad como el nombre.

Entonces, ¿en qué consiste esa enfermedad tan rara? Básicamente en que su cuerpo se volvía loco y fabricaba muuuuuuuchos más eos de los necesarios, sin que hubiera parásitos, ni bacterias ni invasión ninguna contra la que luchar. Y todo ese ejercito se dedicaba hacer lo que mejor sabía hacer: infiltrarse en los tejidos y liberar su veneno. Pero claro, era tejido sano…chungo! Al pobre surfero, sus propias células le estaban atacando, causándole todos esos dolores y malestares. Es lo que se llama una enfermedad autoinmune.

Mientras nos volvíamos locos por la incertidumbre mientras los médicos buscaban el diagnóstico, ocurrió el “milagro”. Y aquí entra en escena Internet, las redes y las casualidades. Habían pasado dos años largos desde que empezó la pesadilla, las posibilidades diagnósticas se iban reduciendo a “algún trastorno eosinofílico” y me puse a buscar información en Internet al respecto. Hice dos hallazgos: un hospital en Cincinnati, Estados Unidos, especializado en este tipo de enfermedades y un foro de pacientes, también en Estados Unidos. Así que escribí al hospital preguntando si conocían algún doctor en España especialista en este tipo de males y escribí en el foro de pacientes contando el caso de mi hijo. A las pocas horas, recibí un mensaje privado desde el foro de otra usuaria, también española, que me dijo que ella tenía Síndrome de Hipereosinofilia Idiopática y dándome el nombre de su médico. Al día siguiente era el hospital quien contestaba mi email, recomendando al mismo médico: el doctor Luis Escribano Mora, este tipo tan majo que veis aquí abajo.

escribano

Este doctor, al que una infame presidenta de comunidad autónoma cuyo nombre empieza por Cosp- y termina por -edal y que hoy es ministra jubiló a la fuerza por sus críticas a la nefasta gestión política de la sanidad pública, resulta que era una de las mayores autoridades mundiales en el estudio y tratamiento de enfermedades como la que sospechábamos que tenía mi rubio. Y estaba aquí, en España, en Toledo concretamente.

Y fuimos a Toledo, y conocimos a Luis, y a partir de ahí todo fue más fácil. Mientras Luis charlaba con nosotros, le sacaba ruidos extraños de las orejas al surfero, le hacían más pruebas que confirmaron el diagnóstico. Y nos contó que, pese a no saberse mucho de la enfermedad (suya es la frase de “idiopático es que los médicos somos idiotas y no sabemos el porqué de algo”), había tratamiento más allá de los corticoides, un fármaco barato y muy conocido: el cromoglicato disódico, que impedía que el ejército de eos pudiese liberar las citotoxinas y con ello, el daño a los tejidos sanos.

Luis estaba en varios equipos de investigación, no solo era médico sino también investigador. De hecho, hasta hace poco estuvo investigando en Salamanca, en el CIC USAL-CSIC, un centro puntero en la investigación sobre el cáncer.

Hoy el surfero está estupendamente, haciendo rabiar a su madre como buen adolescente. Sus eos llevan ya varios años sin despendolarse. Nadie sabe si seguirá así para siempre o si volverá algún día a despertar el ejército. Pero si es así, estaremos preparados. Porque gracias a la ciencia, sabemos como combatirlo. Y quien sabe, quizá algún día dejará de ser un síndrome idiopático, porque los investigadores les hayan curado la idiotez a los médicos y hayan averiguado la causa o causas que vuelven locos a los eos. Porque amigos, la ciencia sirve para eso: para mejorar la vida de un niño.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s