8 Signos de que no eres tan ecologista como crees (traduciendo, que es gerundio)

Hoy quiero traeros un artículo que leí hace poco, escrito por la bloguera ScienceBabe. Se publicó en la revista Cosmopolitan y podéis ver el original aquí.

Me ha parecido tan completo y esclarecedor, que he decidido dedicarle una entrada en Ciencia para Lerdos traduciéndolo para todos vosotros. Espero que lo valoreis porque yo ODIO traducir. Mucho. Vamos, casi tanto como a los conductores que se te pegan por detrás y a las señoras que se cuelan en el supermercado.

Así pues, con amor y cariño, aquí tenéis la versión doblada de “8 Signs You’re Not the Environmentalist You Think You Are” por 

leo-environment-1477079092

8 Signos de que no eres tan ecologista como crees

Quizá sea el momento de reconsiderar tu decisión de comprar sólo orgánico.

Siendo la persona consciente y considerada que eres, estás tratando de ser un consumidor respetuoso con el medio ambiente. Lees en Internet que la agricultura es parte del problema, por lo que compras solamente productos ecológicos locales en Whole Foods, y ¿qué hay de los transgénicos? Nadie tiene tiempo para eso. Haces donaciones a PETA y Greenpeace cada vez que los ves con sus pancartas a la puerta de tu supermercado local y compras café con la etiqueta “respetuoso con el medio ambiente y “libre de toxinas y “no cosechado con diamantes de sangre o mano de obra esclava“. Para reducir las emisiones de carbono, has firmado una petición para mantener una planta nuclear fuera del estado y para mantener una fuerte producción de carbón limpio. Incluso has tenido una conversación o dos sobre la instalación de unos paneles solares.

Y maldita sea, conduces un Prius.

Estás haciendo todo lo posible para ayudar a proteger nuestro planeta, ¿verdad?

Tengo noticias para ti. Y por una vez en este mes de octubre, no se trata de las elecciones.

Es una jungla de desinformación lo que hay en Internet. Y probablemente has estado siguiendo malos consejos al tratar de ser un buen ecologista.

No me malinterpretes, es probable que hacer muchas cosas de las que has leído sean correctas, y tu corazón está en el lugar apropiado. Vamos a repasar algunos de los modos en que no eres todo lo ecologista que crees que eres, y algunas formas fáciles de arreglar eso.

  1. Compras sólo alimentos ecológicos.  Esas etiquetas verdes de “respetuoso con el medio ambiente” te atraen, ¿verdad? Has leído los rumores de que son más saludables o que son mejores para el medio ambiente, pero examinado a la luz de la ciencia, todos los rumores se desvanecen. Lo ecológico no es definitivamente mejor para ti, y utiliza técnicas de cultivo más anticuadas, más sucias, que son, en general, no tan amigables con el medio ambiente. Contrariamente a lo que dicen los rumores, la agricultura ecológica usa pesticidas, en algunos casos igualmente tóxicos y que deben ser aplicados con mayor frecuencia. La agricultura ecológica también utiliza más tierra para producir la misma cantidad de comida, y eso significa que se están extendiendo los plaguicidas, los desechos de agricultura (incluyendo estiércol, ñam!) y los residuos agrícolas en un área mayor de tierra. Además, esa tierra adicional que usan los cultivos ecológicos podría haber sido ocupada por bosques nativos y vida silvestre, y en su lugar se utiliza para la industria. El uso de significativamente más tierra para la misma cantidad de productos aniquila cualquier pizca de credibilidad en la afirmación de que lo ecológico es mejor para el medio ambiente. Ahorre el dinero de sobrevalorados productos ecológicos.
  2. Evitas los transgénicos como la plaga que estás seguro que son. ¿Quieres saber lo que se siente al gritar “fuego” en un teatro lleno, sin ser arrestado? Plantea el tema de los OGM en el Whole Foods en Los Ángeles, y ¡qué tengas buena suerte! Si has escuchado cualquiera de los rumores, están poniendo los genes de peces en los tomates. Están matando el ecosistema. Están matando a las mariposas, las abejas, y que podrían ser responsables de su gato y el perro no se llevan bien. Ejem. Pero a pesar de lo que puedas haber oído, los OGM han sido en realidad un regalo para el medio ambiente. Transgénicos, u organismos genéticamente modificados, se refieren a los cultivos a los que se ha insertado un gen en el laboratorio para propocionarles un rasgo deseado. Se diferencian de los cultivos que se crían a través de la hibridación o mutagénesis porque, aunque ambos implican alterar el ADN de las plantas, la modificación se realiza mediante un cambio directamente  en los genes con un proceso conocido como inserción de T-DNA. ¿Esto hace que sea más dañino? Suena aterrador, pero no, el proceso por el cual se modifican los genes no afecta a las cualidades saludables del producto final. En mi línea de trabajo como activista científica, asisto con regularidad a convenciones de ganadería y agricultura. Les he pedido a los agricultores de tercera generación por sus opiniones sobre los OGM, y han dicho  que sin duda se utilizan menos pesticidas que nunca gracias a los OGM. Los rumores de que los agricultores se ven obligados a comprar OGM no son sólo exagerados, sino que son erróneos. Si fuera cierto, sería extraño leer historias sobre algunos agricultores que han vuelto a los cultivos convencionales o ecológicos. Sus decisiones no se han debido a los peligros de los OGM o los beneficios para la salud de las semillas orgánicas, sino únicamente a que hay más oportunidad de obtener ganancias, porque la gente paga más por un producto no-OGM. Uno de los inconvenientes informados es que tienen que aplicar más pesticidas, pero en general, los metanálisis de las prácticas agrícolas han demostrado que los transgénicos han disminuido el uso de pesticidas en un 37 por ciento. Así que si deseas comprar productos respetuosos con el medio ambiente (y ahorrar un poco), deja de buscar la etiqueta “no-OGM”.
  3. Eres pro-carbón limpio. Carbón limpio suena muy bien, ¿verdad? Es una fuente de energía abundante, ha mantenido empleados a un montón de trabajadores estadounidenses dispuestos a hacer un trabajo duro durante siglos – qué hay de malo en ello? En realidad, el carbón limpio simplemente no existe. Es un oxímoron como “una agradable endodoncia” o “día del peinado atractivo de Donald Trump”. El carbón limpio es, a lo sumo, un término de marketing. Sí, las plantas de combustión de carbón son menos sucias de lo que eran hace años, ya que las normativas se han hecho para restringir la cantidad de impurezas tales como el nitrógeno y el azufre que se pueden liberar desde las plantas de combustión de carbón. Un término más preciso sería “carbón más limpio”, pero eso no vende igual de bien. La limitación de estas impurezas no limita de ninguna manera la liberación de dióxido de carbono, el principal gas que contribuye al calentamiento global. El carbón sigue contribuyendo con el 39% de las emisiones de CO2 del mundo, los residuos de carbón siguen siendo perjudiciales para el medio ambiente y la industria minera sigue siendo tristemente nociva a largo plazo para los mineros.  ¿Quieres que la energía que usas sea respetuosa con el medio ambiente? Tendremos una conversación difícil acerca de algo que puede que pienses que es polémico, pero tendrás que soportarlo.
  4. Eres anti-energía nuclear. Si tiene la palabra nuclear” en él, no puede ser bueno, ¿verdad? Una gran cantidad de grupos ecologistas se oponen frontalmente a la energía nuclear, y tal vez has firmado una petición o dos para mantener una planta nuclear lejos de tu casa.
    Sólo te pregunto: ¿Por qué?  Si vamos a tener una conversación honesta acerca de las soluciones al cambio climático, la energía nuclear tiene que ser una opción. No estoy diciendo esto porque esté en contra de otras fuentes de energías renovables. Más bien, aún estamos a varias décadas de ser capaces de satisfacer todas nuestras necesidades energéticas con energía solar debido a múltiples razones (ampliación de las infraestructuras, la baja tasa de captación de energía solar, la variabilidad estacional en la generación de energía solar, por mencionar sólo algunos). Y mientras eso llega, acumularemos una gran cantidad de carbono si no tenemos en cuenta otras fuentes. La energía nuclear no produce emisiones de CO2. Cero. Ninguna. No estoy afirmando que no haya habido ningún problema con la energía nuclear en el pasado (porque no era una isla y estaba a tres millas, es posible que hayas oído hablar de ello), pero no se puede abogar por el medio ambiente en serio sin mantener la nuclear en su ámbito. Como resultado tanto de algunos de los fracasos como de la investigación continua, la energía nuclear no sólo ha conseguido ser más segura en la forma de producir y contener la energía, sino que también las formas en que manejamos los residuos nucleares a largo plazo se han vuelto mucho más seguras. Todo ello sin emitir una sola molécula de dióxido de carbono.
    Si queremos reducir las emisiones, tenemos que dejar de sembrar el miedo y aceptar que la energía nuclear es simplemente parte de la solución.
  5. Apoyas a PETA y Greenpeace. Parte de ser respetuoso con el medio ambiente consiste en apoyar a las organizaciones ecologistas. PETA y Greenpeace dan la apariencia de estar a favor del medio ambiente, con sus imágenes de un gato que parece muy inocente y el planeta con una tirita en él, de modo que habrás firmado alguna petición para ellos como un buen ecologista. Después de todo, has hablado con un chico universitario que estaba ganándose un dinerillo molestándote cuando ibas a buscar tu té ecológico, así que ¿por qué apoyar a estas organizaciones no iba a ser pro-medio ambiente? Porque ambas organizaciones están bastante llenas de mierda. PETA mata animales. No, de verdad, lo hacen. Se presentan como proanimales en todos los sentidos, pero si llevas un animal al refugio de PETA, habrá alrededor de un 86 por ciento de posibilidades de que sea sacrificado. Y aunque PETA ha dicho que no están involucrados en las acciones de las organizaciones radicales como el Frente de Liberación Animal, que ha atacado con bombas incendiarias laboratorios de ensayos científicos con animales, su página web todavía ofrece una declaración de apoyo, comparando ALF a la Resistencia francesa y al Underground Railroad: “A lo largo de la historia, algunas personas han sentido la necesidad de infringir la ley con el fin de luchar contra la injusticia.” Mientras tanto, el FBI llama a las actividades de ALF incendios provocados y terrorismo interno. Greenpeace no se queda atrás tampoco, protestando y difundiendo información falsa sobre el arroz dorado. Este arroz amarillo brillante es una cepa modificada genéticamente de arroz que produce beta-caroteno, la molécula que el cuerpo convierte en vitamina A. Puede crecer en cualquier entorno en que el arroz crece naturalmente. Cada año, medio millón de personas en todo el mundo se quedan ciegas debido a la deficiencia de vitamina A, y la compañía que ha pasado más de una década investigando y desarrollando el arroz dorado tiene previsto cederlo de forma gratuita como gesto humanitario. ¿La lógica de Greenpeace? Está modificado genéticamente, así que es malo. Los científicos y premios Nobel están empezando a manifestarse con toda su fuerza en contra de Greenpeace, alegando que la posición de Greenpeace sobre los OGM no está apoyada por la ciencia y está haciendo un daño generalizado a la Humanidad. Así que ten cuidado en comprarle mensajes a estas organizaciones. Adopta un gato de un refugio y no te sientas culpable por pasar de largo del chico de Greenpeace.
  6. Amas a tu Prius. Vivo en Los Angeles. Te he visto, a ti y tus PriusY sé que me estás juzgando por consumir, por tener una autonomía de unas seis millas menos por galón con mi Corolla¿Adivina qué? El Prius no es un milagro que va a acabar con cien años de daños causados por la quema de combustibles fósiles. Incluso con un vehículo plug-in como el nuevo Prius Prime, todavía estás usando la energía de una red que funciona con combustibles fósilesLo pillo, tienes que ir a sitios y en la mayoría de los casos, la mejor manera de llegar allí a su debido tiempo es tu propio vehículo. Y si vives en el medio de la nada como en una pequeña ciudad de New Hampshire que está a 15 millas de una tienda de comestibles, se necesita un coche. Así es la vida. Pero si estás seguro de que eres el mejor ecologista posible, la forma más eficiente energéticamente hablando para llevarte por tu ciudad es el transporte público. Y, contrariamente a la creencia popular, lo tenemos en Los Ángeles.
  7. Sus héroes del medio ambiente incluyen a Leonardo DiCaprio y Al Gore. Ni siquiera los ganadores del Oscar son inmunes a la hipocresía. Y a pesar de que su labor de promoción probablemente ha hecho mucho bien, estos dos tienen un montón de lodo en sus caras.  Al Gore fue célebremente acusado de tener una casa que usa 20 veces la cantidad de electricidad que la residencia típica. Alegó poco después haber comprado créditos de carbono e invirtió en otras formas de energía, pero ni se acercó a llevar a la práctica lo que predicaba. ¿Qué hay de Leonardo? Fue mutilado por un oso para ganar ese Oscar, si eso no es el ecologismo, ¿qué lo es? Bueno, todo eso de volar en jet privado por todo el mundo no se compensa poseyendo un híbrido. Leo tristemente pasa mucho tiempo en los yates más grandes del mundo, y aún no son impulsados por paneles solares o lágrimas de unicornio. También ha viajado a través de un océano y un continente en un avión privado para recoger un premio por su ecologismo. ¿El avión fue elevado por globos de helio o por su ego? Aunque se puede argumentar que es un poco más económico en combustible viajar en avión que en coche, la eficiencia es aniquilada si se viaja en avión privado. Y ¿puedes imaginar siquiera pasar por su lado en primera clase de camino a tu asiento en la ventana de turista? Eso no es para Leo, a él sólo la máquina contaminante más elegante puede llevarle a dar una conferencia a la gente sobre por qué no deben contaminar.
    Cuando se trata de ecologismo, busca mejores héroes.
  8. Te encanta un buen bistec ecológico. Tú ya sabes que buen bistec quiere decir que la vaca ha sido alimentada con una dieta natural, pastando en grandes espacios abiertos y que ha llevado una vida feliz antes de aterrizar en tu plato. Tío, podrías comerlo a diario. 
    Mierda, te voy a arruinar el siguiente bistec. No del todo. El problema con la ganadería es que, incluso si se alimenta el ganado con hierba, sigue siendo un gran contribuyente a los gases de efecto invernadero. La ganadería aporta el 24 por ciento de nuestros gases de efecto invernadero, y uno de los contribuyentes más potentes es el metano. Da igual que tu vaca se alimente de hierba o de grano: antes de que llegue tu plato, que está liberando metano. Algunas investigaciones muestran que alimentar los animales con pasto realmente no es mejor para el medio ambiente que la carne que cuesta mucho, mucho menos. ¿La respuesta es vivir a base de plantas? Bueno, depende de la planta (tío, esto del ecologismo se está poniendo complicado). En este momento tenemos una crisis por la sequía en California, y algunas de nuestros cultivos que necesitan más agua son las almendras, las uvas y las fresas. Los agricultores nos han contado que es necesaria la diversificación de sus cultivos para adaptarse a los cambios climáticos y las demandas de los consumidores tendrán que cambiar para adaptarse al clima, ¿entonces no importa lo que pones en tu plato? Si quieres ser respetuoso con el medio ambiente, corta con la carne de vaca… hasta una o dos veces por semana, máx. 

Entonces, ¿cómo puedes ser un buen ecologista?

Si el medio ambiente es algo que ya ocupa buena parte de tus preocupaciones, probablemente no lo estás haciendo demasiado mal por ahora. Simplemente sé un poco escéptico respecto a la información que has aceptado incuestionablemente como verdad, no es muy difícil si te guías por el ecologismo basado en la ciencia. Come un poco menos de carne, no tengas miedo de los OMG, y no te creas a cualquier engreído que aparca su Prius en su club náutico.

Desgranando3: Solo sé que no sé nada

 

“Solo sé que no se nada y, al saber que no sé nada, algo sé; porque sé que no sé nada”

Seguro que conocéis la famosa frase atribuida a Sócrates por Platón, ¿verdad? Pues esa ha sido mi sensación durante el pasado fin de semana en Granada.

Dejando a un lado las siempre gratificantes desvirtualizaciones y encuentros con amigos y conocidos, un evento como Desgranando merece la pena como herramienta para desasnar lerdos, como una servidora.

Y es que cuando crees que sabes algo de sexo animal, llega @Letirroja y te descubre cosas tan asombrosas como que los patos tienen un pene en forma de espiral y las patas tienen la vagina en forma de espiral invertida…¡imagináos esa cópula!

O aparece @Victagua y te cuenta que en España teníamos cebras, y no estaban pintadas en las carreteras!!

Y va @waltzing_piglet, mi truhán favorito, y te dice que esos superordenadores, los secuenciadores de genoma, son un poco torpes y no saben leer de corrido.

Esperas con impaciencia a @jralonso, y no te defrauda hablándote de Pasteur y su vacuna de la rabia. Y es que el profesor Alonso es un mago de la palabra al que siempre es un placer escuchar.

Y te enteras, gracias a @Moigaren cosas que no sabías sobre el cannabis, que sirve para mucho más que para hacerse un cigarrillo de la risa.

Y que te desmenucen el caro y complicado proceso de obtención de fármacos, de la mano del profesor Joaquín Campos.

O llegan un montón de científicos frikis, como @biogeocarlos, @vientoblanko, @DrLitos, @elprofedefisica… y te desvelan relaciones impensables entre el cine de ciencia ficción y la biología, la taxonomía, la física…

Y @lauramorrón te seduce contándote un fantástico cuento sobre Kepler.

O descubres gracias a @Pr3cog que el cine tiene mucho que ver con la imagen que tiene la ciencia y los científicos en la sociedad (y te pone deberes, que para eso es profe).

Y te ríes muchísimo con unos @scariosHR y @DrLitos a la japonesa, o con @daniconbarba y el pequeño niño troll.

Y aún te queda por ver a @jmmulet darle una buena tunda a las pseudociencias.

Y ver a @VaryIngweion desplegar sus amplios conocimientos en botánica para desmentir los bulos que corren por Internet sobre las plantas medicinales.

Y escuchar al que fue el hombre del tiempo de tu infancia, Manuel Toharia, reflexionar sobre la necesidad del pensamiento crítico.

O que un espléndido Ángel Gil te aclare que hay de verdad y de mentira en la relación entre cáncer y carne.

Que una vez más, @Scientia lleve la divulgación a un nivel superior, que es capaz de unir a Cristiano Ronaldo, el Papa y la viagra, y que todo tenga sentido, y que te emocione y te eduque a partes iguales.

Y que al final, @bynzelman y @manolux4444 te hagan aplaudir como una loca mientras aprendes los diferentes métodos de observación astronómica a ritmo de copla.

Y todo esto y mucho más, gracias a este magnífico equipo:

CgPo-JUXEAA6crs.jpg large

Gran parte de los artífices de Desgranando3 con el atractivísimo Santiago Campillo al frente (es el bombón apoyado en el atril)

Si os ha picado la curiosidad, podéis ver todo lo acontecido en Desgranando3 en el canal de Youtube de Hablando de Ciencia.

Y, si además queréis vivir la experiencia, ¡os veo en Desgranando 4!

NOTA: Os traigo un bonus track, la fantástica colección de fotos del evento que hizo Mario Herrero, @Fooly_Cooly. A disfrutar!

https://www.dropbox.com/sh/qdipl5k58ceqni1/AADWUzl0w9lcCQPNcM2F6TGYa?dl=0

 

Vendehumos, charlatanes y otras alimañas

Hola, hola, mochuelillos míos. Hoy Ciencia para Lerdos toma un carácter un poco menos festivo y educativo para llamar la atención sobre un problema que nos afecta a todos, a algunos sólo potencialmente pero a otros muy directamente: hablamos de las terapias pseudocientíficas que invaden nuestras redes y nuestras vidas.

Nos preocupa mucho ver como proliferan falsos terapeutas que, aprovechándose el desconocimiento, la buena fe y la desesperación de mucha gente, les embaucan dándoles falsas esperanzas que, como dice mi admirado JM Mulet, en el mejor de los casos les quitan el dinero y en el peor, la salud. Y es que, amiguitos, las terapias que prueban su eficacia se llaman MEDICINA, sin necesidad de apellidos (alternativa, complementaria, etc.). Da igual que os lo ofrezca un curandero, un médico, el farmaceútico de toda la vida o tu vecina del quinto: si no ha probado su eficacia, no es medicina. Y es inaceptable que las instituciones públicas y colegios profesionales, cuya obligación es proteger al ciudadano, no solo no actúen contra estos charlatanes sino que, en ocasiones, les proporcionen púlpitos para difundir sus mentiras.

0402_vendedor_de-humo

Es por eso que Ciencia para Lerdos se adhiere al comunicado de Borregos Illuminati (con ese nombre, no podíamos negarnos) y os invitamos a firmarlo, difundirlo y hacerlo llegar a vuestros Ayuntamientos, Diputaciones, etc.

No quiero terminar sin recordar la frase del filósofo Mario Bunge:

Las pseudociencias son como las pesadillas: se desvanecen cuando se las examina a la luz de la ciencia.

 

A la atención de la autoridad pública competente:

Considerando que el derecho a una información veraz es algo esencial a mantener, especialmente por parte del sector público, y que esto se ve en su máxima necesidad cuando se trata de temas relacionados con la salud pública.

Considerando que el artículo 43 de la Constitución Española reconoce como derecho la protección de la salud, y que la competencia de la organización y tutela de la salud pública, así como el fomento de una correcta educación sanitaria recae sobre los poderes públicos, y que, tal y como se establece el artículo 51, son los poderes públicos quienes han de garantizar la defensa de consumidores y usuarios, promoviendo la información y la educación.

Y también considerando que el único método conocido para obtener un conocimiento veraz y comprobable es el método científico, el cual no solo ha demostrado ser eficiente y funcional durante los últimos siglos en los avances relacionados con la salud, la tecnología, la innovación y el aprendizaje.

Ante tales consideraciones, nos ponemos en contacto con usted dada la preocupación que, a las personas y organismos abajo firmantes, nos despierta la celebración de un próximo evento, en un emplazamiento público, con una abierta naturaleza pseudocientífica y de promoción de hábitos o prácticas que, si bien sus promotores proponen como saludables y beneficiosos, desde una perspectiva científica rigurosa se perciben como arriesgadas o incluso peligrosas.

Decimos con «preocupación» porque toda afirmación realizada sin el sustento de la evidencia científica, y especialmente en un terreno tan delicado como es el de la sanidad y la salud, supone no solo una vulneración de ese derecho a una información rigurosa y veraz que todo ciudadano merece, sino también un importante e innecesario riesgo contra la salud pública de la población que, susceptible de confiar en la autoridad que proporciona el ente público, acepte como ciertas afirmaciones que en el mejor de los casos no están demostradas, y en el peor de ellos son falsas o incluso peligrosas.

El posible público receptor de este tipo de charlas o eventos acude en muchos casos desesperado, acuciado por problemas de salud que requieren de soluciones reales y sustentadas por evidencias, estudios contrastados y pruebas empíricas suficientes.

Consideramos que cualquier afirmación relacionada con la promoción y defensa de la salud, sea o no impartida por un profesional médico, debe siempre ajustarse al código deontológico de la profesión, mientras que las “pseudoterapias” exhibidas en el evento correspondiente atentan de forma directa contra los puntos primero y segundo del artículo 26 de dicho código, según el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, que dicen textualmente:

Artículo 26

1.‐ El médico debe emplear preferentemente procedimientos y prescribir fármacos cuya eficacia se haya demostrado científicamente.

2.‐ No son éticas las prácticas inspiradas en el charlatanismo, las carentes de base científica y que prometen a los enfermos la curación, los procedimientos ilusorios o insuficientemente probados que se proponen como eficaces, la simulación de tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas y el uso de productos de composición no conocida.

Por eso les rogamos que difundan esta información y la tomen a su vez en consideración para que desistan en la cesión de sus instalaciones y no contribuyan en la difusión pública de las peligrosas afirmaciones que, de no cancelarse, van a difundirse en el evento. Recuerden que, de sus perjudiciales repercusiones, podrían derivar responsabilidades jurídicas por el incumplimiento de la citada normativa.

En el documento anexo se puede consultar una lista de algunas de las que denominamos “pseudoterapias”, llamadas así por disponerse en contexto aparentemente científico como si de verdaderas terapias se trataran, pero en realidad carecer de todo sustento científico. Como se podrá comprobar, el evento referido trata sobre varias de ellas. Nos permitimos recordar que todo aquello que recibe la, por otro lado, incorrecta denominación de “medicina alternativa” o “complementaria” se debe únicamente a que, o bien su eficacia no ha sido científicamente probada, o bien se ha probado su ineficacia; y que a toda “medicina alternativa” o “complementaria” cuya eficacia se prueba científicamente, se le denomina “medicina”.

Entendemos que, en pro de la libertad de expresión, quieran ceder un espacio a toda persona que así lo solicite, pero la libertad de expresión nunca puede ni debe estar por encima del derecho a la salud, a una información correcta, honesta, veraz y rigurosa y a una atención sanitaria de calidad; y en ningún caso, en ninguno, debe aceptarse de suponer un mínimo riesgo a la salud pública.

Sin otro particular, reciban un cordial saludo.

Firman este manifiesto:

 

Álvaro Bayón Medrano, Licenciado en Biología, investigador predoctoral en la Estación Biológica de Doñana-CSIC.

David Aguado Llera, Doctor en Biología.

Laura García Rubio, Licenciada en Química.

María Jesús del Río, Ingeniera Industrial.

José Luis Sampedro, Licenciado en Ciencias Químicas.

Mario Álamo del Pozo, Técnico en Telecomunicaciones.

Guillermo Peris, Doctor en Ciencias Químicas.

Isidoro J. Martínez Vélez, Autor de http://quemalpuedehacer.es/blog/.

Emilio José Molina Cazorla, Ingeniero Informático.

César Brito González, Licenciado en Periodismo.

José María Verde, Doctor en Física, especialista en Radiofísica Hospitalaria.

Javier Verde, Ingeniero Informático

Mar Izquierdo García, Técnico Superior en Turismo, autora del blog Ciencia para Lerdos

 

 

ANEXO – Listado de varias pseudoterapias comunes sin eficacia verificada o de ineficacia comprobada:

  • Acupuntura, acupuntura láser.
  • Angeloterapia
  • Apiterapia
  • Aromaterapia
  • Ayunoterapia
  • Aryuveda
  • Auriculomedicina
  • Biomagnetismo, terapia biomagnética o terapia del par biomagnético
  • Bioneuroemoción, psicobiodescodificación o biodescodificación
  • Cirugía psíquica
  • Constelaciones familiares
  • Cristaloterapia
  • Cromoterapia
  • Dianética
  • Dietas alcalina y macrobiótica
  • Flores de Bach
  • Helioterapia o fototerapia
  • Hidroterapia, hidroterapia de colon.
  • Hipnoterapia o terapia hipnótica
  • Homeopatía
  • Iriodología, iriología o iridiología
  • Iriogenética
  • Johrei
  • Medicina antroposófica
  • Medicina biológica u homotoxicología
  • Medicina germánica o nueva medicina germánica
  • Medicina holística
  • Método Dorn
  • “MMS” o suplemento mineral milagroso
  • Movimiento antivacunación
  • Moxibustión
  • Naturopatía
  • Odontología biológica y neurofocal
  • Orinoterapia
  • Osteopatía y quiropráctica o quiropraxis
  • Ozonoterapia
  • Péndulo hebreo
  • Psicoanálisis, psicología positiva y psicología transpersonal
  • Reflexología, terapia zonal o acupresión
  • Reiki, toque terapéutico o imposición de manos
  • Reinformación celular
  • Renacimiento o rebirthing
  • Sanación enteogénica, por arquetipos y pránica
  • Shiatsu
  • Suero de anguila
  • Talasoterapia
  • Técnica de liberación emocional
  • Técnica metamórfica
  • Terapia bioenergética
  • Terapia de vidas pasadas
  • Terapia o dieta Gerson
  • Terapia herbal —no confundir con farmacognosia o fitoterapia científica—
  • Terapia, medicina o nutrición ortomolecular, o de las megavitaminas
  • Terapia orgónica o vegetoterapia caráctero-analítica
  • Terapia quelante
  • Terapia radiónica
  • Thetahealing
  • Toque terapéutico

 

Dame veneno

Hubo un menda en el siglo XVII que se hacía llamar Paracelsus. En realidad su nombre era Theophrastus Phillippus Aureolus Bombastus von Hohenheim, pero se entiende que se buscase un nombre más cortito, aunque el elegido suena a DJ de música electrónica.

El amigo Paracelsus (el Para le decían los colegas) era pluriempleado, a ver si os creéis que eso es cosa de ahora, curraba de médico, alquimista y astrólogo. Vamos, que el tipo era un tanto contradictorio porque a la vez que se enfrentaba a sus colegas médicos, que eran unos carcas, defendiendo la modernización de la medicina, se dedicaba a hacer cartas astrales y tonterías de esas. Pero se lo perdono porque pronunció una de mis frases célebres favoritas:

slide_18

Y es que, lechoncillos míos, efectivamente todo, todo, todo puede ser un veneno. Pero, y de ahí el título del post, los venenos también pueden tener su utilidad (más allá de lo que estás pensando hacer con tu suegra, que te leo el pensamiento, so golfo!!) y voy a contaros algunos de los venenos que están presentes en nuestro día a día y que, ciertamente, no queremos que dejen de estarlo.

El primero del que hablaremos es del cianuro, uno de los venenos más potentes que existen. ¿Quién no ha oído historias de envenenados con almendras amargas? Efectivamente, algunas almendras contienen cianuro en cantidad considerable, así como los huesos de cerezas, albaricoques, melocotones… Pero el cianuro se utiliza en medicina, por ejemplo, impregnado en vendas quirúrgicas ya que favorecen la cicatrización. Y en fármacos usados para tratar la hipertensión. Además, un derivado del cianuro,  el ferrocianuro de potasio, se utiliza para eliminar los residuos de metales pesados del vino.

La toxina botulínica, el popular bótox que tanto usan las celebrities (y tanto, y tanto, algunos se pasan mucho, ¿verdad?) es otro potente veneno que procede de una bacteria, la Clostridium Botulinum. Pero, amigos, el bótox no solo sirve para quitar arrugas, sino que es una de las sustancias que más te pueden ayudar si tienes la mala suerte de sufrir una distonía, espasmos, hiperhidrosis…incluso hay indicaciones para el tratamiento de dolor crónico de cuello y espalda.

De esos bichos reptantes y asquerosillos, las serpientes, también extraemos venenos que se usan para curar:  La reptilasa es una enzima procedente del veneno de una víbora. Es un coagulante sanguíneo tan potente que corta en seco las hemorragias. Se usa en los partos y en intervenciones quirúrgicas menores, y también para diagnosticar enfermedades relacionadas con la coagulación sanguínea. El ancrod, es un útil anticoagulante para el tratamiento de las trombosis. El captopril, que quizá os suene porque es una pastillita muy usada contra la hipertensión, procede del veneno de una serpiente amazónica.

No me mires con esa cara, hombre No me mires con esa cara, hombre

La belladona, una planta que le dio no pocos disgustos a las jovencitas de siglos pasados: la tomaban para agrandar sus pupilas, que se ve que entonces gustaban las mozas con cara de asombradas. Pero dada su gran toxicidad, algunas cerraban los ojos para siempre. Hoy de la belladona se extrae la atropina, que tiene amplios usos en medicina: bradicardias, úlceras pépticas, intestino irritable, algunas enfermedades urinarias…

Son tantas y tan prometedoras las aplicaciones médicas de las toxinas y venenos, que los mandamases europeos han lanzado un proyecto para su estudio y clasificación, el Venomics Project.

Así que ya sabéis, con la dosis adecuada, DAME VENENO.

Fuentes:

http://www.soitu.es/soitu/2008/01/08/salud/1199820385_202890.html

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0014579309002142

https://es.wikipedia.org/wiki/Toxina_botul%C3%ADnica#cite_note-4

http://demedicina.com/venenos-para-curar/

http://www.inocuidad-alimentaria.com/news/frutas_hortalizas/nota105A.html

http://www.artinaid.com/2013/04/usos-del-cianuro/

https://paradigmedical.wordpress.com/2010/04/10/mordiscos-medicinales/

Mu buenas

Hola a tod@s!

Empiezo este blog con dos confesiones:

La primera, soy lerda. No lerda de salir en MYHYV, sino lerda, como gran parte de los españoles, de tener una formación científica muy deficiente. Sí, soy de esos que en cuanto pudo dijo “¡yo a letras!”. Sin entrar en análisis profundos de el porqué se producía esa desbandada hacia las letras cuando llegabamos a 3º de BUP (si, soy así de vieja, hice BUP y COU), os diré que ni los profesores de Ciencias que tuve hicieron mucho por inculcarme amor por el conocimiento, ni a mi me interesaba en ese momento. Pero las cosas cambian y, como decía mi abuela, a la vejez viruelas. Aqui me teneis, intentado aprender mucho y consciente de lo poco que sé.

La segunda, soy una inconsciente. La prueba es que me atrevo a crear un blog como este de “desdivulgación científica”, porque lo que yo voy a hacer no se parece ni un poquito a lo que hacen los divulgadores de verdad.

¿Qué pretendo? Que me toque la lotería y hacerme millonaria. Aparte de eso, intentar comentar sobre temas científicos de forma muy muy simple, de forma que lo entendamos los lerdos. Y así, con suerte, le pillareis el gustillo a eso de saber el porqué de las cosas y dejareis de ser pasto fácil de embaucadores varios que pululan por Internet y fuera de Internet:  conspiranoicos, pseudocientificos y periodistas desinformados.

Así que, bienvenidos a esta vuestra casa.

NOTA: voy pidiendo disculpas por adelantado a todos los cientificos y divulgadores a los que les sangrarán los ojos si me llegan a leer. De regalo, para que me perdonen, les dejo esta estupenda versión de Bohemian Rhapsody.